Necrológicas del día...
Sin Servicios

Farmacias de Turno



Publicado el 16/11/2016

Un mes de trabajo hacia la nueva clínica con nuevos objetivos y un gran entusiasmo


 

A poco más de un mes de haber comenzado las refacciones en el edificio que durante muchos años funcionó como la Clínica San Martín, COOPSER continúa con su personal realizando múltiples trabajos para llegar, en el menor plazo posible, a la reapertura de este centro asistencial que tanto necesita el sistema de salud de la región.

El Fideicomiso constituido con el aval de los asociados administra las obras que van siendo necesarias para cumplir con el objetivo de reabrir la clínica y mantener las fuentes laborales de más de 40 personas que durante meses estuvieron esperando alguna resolución para el conflicto que se inició con el cierre a principios de año.

La gestión y administración de un servicio como éste, sólo será posible con el máximo compromiso de todos los sectores involucrados y el acompañamiento de la comunidad. El Consejo de Administración de COOPSER luchó denodadamente para rescatar a la Clínica y a sus trabajadores por varios motivos. Hoy, con decenas de manos a la obra, tanto del personal de la Clínica como de quienes han sido derivados desde áreas de la Cooperativa a cumplir tareas allí, tiene como meta, refundar la Clínica ampliando, mejorando y jerarquizando sus servicios.

Desde el 14 de Octubre, fecha en la que se firmaron los documentos correspondientes tras el aval otorgado por la asamblea de socios, vienen ejecutándose obras de diferente envergadura. Todas igualmente importantes y necesarias. Algunas simultáneas y otras que se van proponiendo como resultado de lo que el relevamiento realizado va indicando.

Para esto la Cooperativa cuenta con los integrantes del Consejo de Administración, sus profesionales y el asesoramiento de empresas y prestadores de servicios que realizan valiosos aportes. Es aventurado hablar de fechas de reapertura, sobre todo cuando el objetivo de un servicio de excelencia está tan incorporado en quienes están detrás de este proyecto. No obstante, cuando las condiciones generales lo permitan se hará, pero con nuevos desafíos de mediano y largo plazo que convertirán a la ex Clínica San Martín en orgullo para COOPSER y para todos los sampedrinos.

Tareas

Desde que se ingresó al edificio se decidió comenzar con la remoción y reparación de todos los techos, una tarea fundamental para proteger todo lo que se fuera realizando después. Por un lado se planeó la impermeabilización de toda la cubierta y por otro se bajó todo el cielo raso con el antiguo sistema de vainas metálicas, reemplazándolo por placas de yeso desmontables con aluminio en la parte superior y PVC en la cara inferior para permitir su lavado y favorecer la aislación.

Estas tareas se extendieron por el hall central, consultorios, salas de servicios, pasillos de internación y salas de la planta baja. Algunas de las mejoras también serán necesarias en la planta superior.

Se cambiaron todas las luminarias por artefactos embutidos y con lámparas de Led. Se replanteó la red eléctrica completa con los ingresos a los consultorios y a las salas de los diferentes servicios, incorporando un sistema que permite que se activen como luces de emergencia algunas de las mismas luminarias principales.

Este y otros servicios tendrán en la nueva clínica, tableros y comandos modernos y adaptados a las necesidades y exigencias de estos tiempos. Ante el complicado estado de todas las cañerías de gas, se cortó el servicio y se reemplazaron caños para poder garantizar la seguridad.

Algo similar ocurre con la red de agua que incluso en la planta inferior no tenia agua caliente desde hace más de 20 años, para lo cual se retiró la vieja caldera, se instalaron termotanques de alta recuperación y se determinaron nuevos circuitos para las cañerías.

En la nueva clínica habrá salas que cambiarán de lugar y otras que incorporarán nuevos servicios. En los sectores que fue necesario, se desmontaron los paneles de madera y se reemplazaron por placas cementicias, por ejemplo en los consultorios.

En los sanitarios se removieron todos los azulejos para repasar las instalaciones y se cambiaron los depósitos de inodoros embutidos en la pared por mochilas. Las habitaciones de la planta inferior fueron pintadas en dos colores, con tres paredes de un tono y una de otro. Las habitaciones de las plantas superiores fueron pintadas todas de diferentes colores.

El proyecto incluye la reparación total de las camas que ya se efectúa en el obrador, la adquisición de nuevo mobiliario para que los acompañantes estén más cómodos y la instalación de cabezales con comandos eléctricos y conexiones de oxígeno y otras necesidades para la atención de los pacientes en su internación.

Tanto la refrigeración como la calefacción son temas centrales que están generando la reparación de equipos existentes, frío o frío/calor, más la incorporación de otros sistemas que permitirán una redistribución.

Las salas de Terapia Intensiva, Quirófano, Ecografías, Hemoterapia, Rayos y demás están sometidas a diferentes procedimientos. En los casos que corresponde se está renovando totalmente el equipamiento y en otros se realizan reparaciones o replanteos. La intención del Consejo de Administración de COOPSER es reutilizar lo que se pueda, aprovechar la infraestructura de la Cooperativa para reparar y adquirir siguiendo los procedimientos usuales dentro de la Cooperativa, todo aquellos que haga falta. Por ello, por ejemplo, hay camillas en reparación y otras nuevas que estarán llegando en los próximos días.

Los consultorios, los espacios comunes, las salas de trabajo como la cocina, la enfermería etc., irán encontrando su nueva fisonomía para ofrecer el mejor servicio a todos los usuarios de la nueva clínica. Se construirá una sala de control de internación a un lado de la escalera y se habilitarán otros sectores para optimizar el funcionamiento y el control.

Las jornadas de trabajo son largas e incluyen hasta los sábados. El personal de la clínica que participó y participa de tareas de limpieza, restauración de aberturas, pintura y demás, también viene realizando capacitaciones con los especialistas en Seguridad e Higiene de la Cooperativa además de participar en cursos de actualización para las diferentes disciplinas.

El rediseño del sistema de comunicación interno y externo, la digitalización de las historias clínicas y la instrumentación de mecanismos ágiles para que los pacientes reciban la mejor atención ambulatoria, en guardia o internados también está en ese amplio abanico de temas que hoy ocupan a todos los que formamos parte de la COOPERATIVA.

COOPSER agradece a todos los que desde diferentes sectores están acompañando este proceso. El desafío es enorme y la responsabilidad también, toda vez que se trata de un servicio tan complejo como el de la Salud.

La experiencia de tantos años brindando servicios, el asesoramiento de expertos en la materia, el entusiasmo de los ex empleados junto a quienes se sumaron desde la Cooperativa y la manera "COOPSER" de hacer las cosas, tendrá en breve como resultado la concreción de un anhelo que ha llevado largos meses de negociaciones y que hoy está mucho más cerca de ser una realidad.